Believers International Inc.

Latin American Project

Believers News

Dios es la Vida y la Luz de los hombres

Posted by solocreed on 15 Ee noviembre Ee 2015 a las 8:25

“En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres”.

    Por más de cien años, un gran número de bioquímicos y otros tantos científicos han intentado descubrir cómo es que vida ha evolucionado de la nada. Tal investigación es absurdamente imposible, por cuanto el sistema más sencillo e imaginable que se reproduce por sí mismo sería infinitamente más complejo que la máquina más detallada que el hombre pudiera jamás diseñar. Vida puede solamente proceder de vida. La primera vida humana, y por cierto el primer sistema viviente de cualquier naturaleza, solamente pudo haber aparecido por medio de creación especial del Dios viviente. “formidables y maravillosas son tus obras...” (Salmo 139: 13-18).

    Por lo tanto, “en Él vivimos, y nos movemos, y somos”, y Él “no está lejos de cada unos de nosotros”. (Hechos 17: 28, 27) El Señor Jesucristo es precisamente “por quien asimismo hizo el universo”, y quien ahora mismo “sustenta todas las cosas con la palabra de su poder” (Hebreos 1: 2 y 3). El latir de nuestros corazones, el respiro en nuestros pulmones, los mismos átomos que forman nuestros cuerpos, continuamente son sostenidos por Él. Si por un momento Él retractara Su poder, toda vida cesaría y toda luz se volvería tiniebla. Aun todos aquellos que lo rechazan y blasfeman Su Nombre le deben su misma existencia a Su poder y Su gracia.

    “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo tener vida en sí mismo” (Juan 5:26). Vida “está en Él”; sólo Él puede conquistar la muerte y levantar al muerto. “Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere dar vida” (Juan 5:21), “fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante” (Primera de Corintios 15:45).

    Por lo tanto, “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (Primera de Juan 5:12). Por medio de fe en el sacrificio de Su muerte y resurrección a vida, “habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”, por lo tanto Cristo mismo es “vuestra vida” (Colosenses 3: 3 y 4).

 

Categorías: Ninguna